Menu
was successfully added to your cart.
Actualidad

¿Son los ‘selfies’ los causantes del aumento de retoques estéticos?

 

Lo dice la AAFPRS: la influencia de Kendall y Kylie Jenner llegó hasta el quirófano en 2015.
Entrevistamos a Javier de Benito para saber su opinión al respecto.

 

Marina Valera @thelittlemarin Empecemos por el principio. La Academia Americana de Cirugía Plástica Facial y Reconstructiva (AAFPRS) reveló a comienzos de año que, durante 2015, hubo un aumento de retoques estéticos en el rostro en mujeres jóvenes y adolescentes. ¿Los motivos? Los cirujanos explican, en esta encuesta anual, que tiene que ver con la influencia de las famosas y las redes sociales. Hasta ahí todo normal, pero este análisis va mucho más allá puesto que se señala muy concretamente a la moda del selfie y a la influencia de las hermanas Kendall y Kylie Jenner, que promueven este tipo de fotografías de primeros planos del rostro –quedando incluso por delante del aumento de glúteos que inspiró en su día Kim Kardashian–. Además, se hace hincapié en que estas jóvenes son más proclives a hacer uso de las técnicas no invasivas de cirugía estética tales como el láser, las inyecciones, etc. y que estos retoques son cada vez menos tabú entre esas edades –gracias, también, a las celebrities–.

Los datos hablan por sí solos. Según esta encuesta, las tres tendencias más fuertes de 2015 fueron la rinoplastia (74%), la combinación de cirugía con procedimientos no quirúrgicos (72 %) y los retoques de párpados para parecer menos cansada (71%). Por otro lado, más de la mitad de los cirujanos vieron un aumento de peticiones de recuperación de pómulos (56%) y de clientes recurriendo a los procedimientos estéticos para seguir siendo competitivos en su trabajo (51%). El toxina botulínica (Allergan), seguido de Dysport (Galderma) y Xeomin (Merz) fueron los procedimientos mínimamente invasivos más populares para hombres y mujeres, seguidos de los rellenos de ácido hialurónico. Como tendencias en operaciones, lideró la rinoplastia (nariz), seguida de la blefaroplastia (párpados) y el lifting facial.

A modo de conclusión, los miembros de la AAFPRS declararon estar de acuerdo en que la tendencia más fuerte de cara al futuro será el énfasis en el mantenimiento temprano, empezando en la veintena y treintena, para evitar procedimientos mayores y retrasar la necesidad de cirugía estética más adelante. Pero, ¿qué opinan los cirujanos españoles de los resultados de esta encuesta? ¿La cultura del selfie está llevando a una nueva obsesión por las proporciones del rostro a las mujeres más jóvenes? ¿Estamos obsesionadas también con Kendall y Kylie Jenner o tenemos nuestros propios iconos? El doctor Javier de Benito, director del Instituto Javier de Benito responde nuestras preguntas.

 

¿Existe tal aumento de peticiones de retoques estéticos en el rostro por parte de mujeres jóvenes en su consulta?

– Dr. Javier de Benito: En procedimientos de medicina estética, sí se ha notado un aumento. Lo que más demanda el público joven es, sobre todo, un aumento de labios y pómulos, con procedimientos mini invasivos. Y les  preocupa –seguramente, debido a esta moda de los selfies– los párpados que por herencia presentan ciertas ojeras y color, y la falta de proyección en el mentón –que produce un cuello corto–. En cirugía, entre jóvenes, lo que más se demanda es la rinoplastia.

¿Cree que la cultura del selfie, Instagram y las redes sociales han tenido un impacto directo en el aumento de retoques de rostro en mujeres jóvenes?

– Dr. Javier de Benito: Seguramente, ya que los selfies no mejoran. Varían las dimensiones faciales y muestran ángulos complicados y difíciles –al hacerse la foto tan de cerca–. Por lo cual, se acaban guiando más por las fotos que por la realidad de la imagen.

 

“Los selfies varían las dimensiones faciales y muestran ángulos complicados y difíciles –al hacerse la foto tan de cerca–”

– Dr. Javier de Benito –

 

¿Cuáles son los peligros de someterse a operaciones o retoques de rostro a edades tan tempranas? ¿Y los posibles beneficios?

– Dr. Javier de Benito: La adicción al culto a la imagen y al cuerpo de los últimos veinte años se ha trasladado ahora a las redes sociales, creando una serie de prototipos de belleza que influyen mucho en la gente joven. Tenemos que evitar que la gente sea socio-dependiente de su belleza y que disfruten de la vida. El posible beneficio sería que esta preocupación por la imagen llevara a que los pacientes utilizaran las ventajas de hoy en día de la genética. En vez de empezar por las operaciones a una pronta edad, realizarse un test genético para determinar la idiosincrasia de la piel para prevenir el envejecimiento.

¿Qué operaciones, retoques o procedimientos son los más demandados por las mujeres más jóvenes de su consulta?

– Dr. Javier de Benito: La rinoplastia es la estrella, el aumento de pómulo es muy adictivo –con procedimientos mini invasivos–, las ojeras alrededor de los ojos también preocupan a las jovencitas –que buscan rellenarlas mediante infiltraciones o eliminar el color con tratamientos de radiofrecuencia– y, a partir de los treinta, el la toxina botulínica para las patas de gallo y los surcos bien marcados.

Se menciona a Kendall y Kylie Jenner como impulsoras del aumento de intervenciones en el rostro, ¿hacen referencia sus clientas más jóvenes a mujeres famosas en particular?

– Dr. Javier de Benito: La gente muy joven recurre a los estereotipos y, si no llevan fotos, memorizan la imagen para explicar qué es lo que desean. Es una tendencia nada sana y recomendable; hay que hablar más de autoestima, de buscar la belleza particular en cada rostro, la diferencia y, sobre todo, disfrutar de la juventud, que no hay más que una.

 

“Hay que hablar más de autoestima, de buscar la belleza particular en cada rostro, la diferencia y, sobre todo, disfrutar de la juventud, que no hay más que una”

Dr. Javier de Benito