REJUVENECIMIENTO FACIAL, UNA SOLUCIÓN PARA CADA EDAD

A menudo nos preguntamos cómo podemos rejuvenecer según nuestras necesidades en las distintas décadas de la vida. Sobre esta cuestión, y otras muchas, nos han dado respuestas muy interesantes el prestigioso cirujano Javier de Benito y el Dr. Malumbres en el espacio de belleza Tacha, en Madrid, centro de lifestyle integral, liderado por Natalia de la Vega, con más de 20 años de experiencia en el mundo de la belleza.

En esta convocatoria nos explican que la edad cronológica no es el principal determinante a la hora de elegir un tratamiento, ya que existen entre otros muchos, factores genéticos, ambientales y los hábitos de vida, elementos claves en el envejecimiento. En definitiva se trata de ver de qué manera debemos tratar la piel a las diferentes edades, desde los 30 hasta los 60 años.

¿Cómo se produce dicho envejecimiento?
Y lo que es más importante, ¿Qué armas tenemos para solucionarlo?

Década de los 30

Aparecen los primeros signos del envejecimiento: patas de gallo, descenso de altura de cejas y bolsas de grasa en parpados.

Solución: El botox es el gran aliado, ya que consigue bloquear la transmisión nerviosa, no es como habitualmente se dice un “paralizante” sino que consigue que la expresión en los músculos se relaje.

Más información

Década de los 40

Aparecen los surcos nasogenianos o líneas de expresión alrededor de la boca, más un exceso de piel en bolsas y ojeras, pérdida del ovalo facial a la altura de la mandíbula y los famosos códigos de barras en personas fumadoras.

Solución: Lifting no invasivo, o suturas Silhouette porque levantan, tensan y regeneran el colágeno natural que vamos perdiendo con la edad.

Más información

Década de los 50

En esta década los cambios hormonales provocan una aceleración de los signos de envejecimiento. Se produce descolgamiento de la piel de la mandíbula, descolgamiento del cuello y aparición de papada, descenso de la punta de la nariz y el mentón.

Aquí empezamos a plantearnos la cirugía como solución más inmediata, con un lifting de cuello y cara, recolocando los tejidos musculares de debajo de la piel.

Más información