Menu
was successfully added to your cart.
Actualidad

Tras la huella de Da Vinci

 

¿ Te gustaría visitar la consulta ?
Haz clic en el botón para solicitar tu hora de visita.

Javier de Benito

Tras la huellda de Da Vinci

Un cirujano plástico, una interiorista y una pintora intercambian sus definiciones de lo bello. Un homenaje a la armonía. El Cirujano Plástico Javier de Benito nos abre las puertas de su consulta, el prestigioso Instituto que lleva su nombre, ubicado en una finca del Ensanche barcelonés. “Todos envejecemos, pero dependiendo de nuestros hábitos hay gente que baja escalones y gente que baja por la barandilla”, nos comenta el carismático cirujano entre risas para dar la bienvenida a la interiorista Sandra Tarruella y a la pintos Carol Moreno, que acaban de llegar. El cirujano no deja de hacernos reír ni un minuto. “Para mi una persona bella es aquella que tiene unos rasgos atractivos, pero que sobre todo tiene sentido del humor. Hay que reírse”. Para el doctor, los cánones de belleza han cambiado a lo largo de la historia. El hombre atractivo de hace 50 años tenia un aspecto mucho más viril, de rasgos marcados, rozando la rudeza, el eterno amante, como Sean Connery o James Bond.

La mujer ideal presumía de citura de avispa y de una pelvis muy ancha como muestra de fecundidad. Todo eso ha hambiado. Ahora se lleva el hombre de rostro más femenino como Matt Daemon, Leonardo DiCaprio o Brad Pitt. La mujer en cambio, tiene un aspecto más andrógino. Se persigue una figura estilizada y con pocas curvas, exceptuando el busto y unas nalgas marcadas.

Cuando los pacientes llegan a la consulta, lo primero que buscan es sentirse bien con ellos mismos. “Casi siempre se dejan orientar bastante, aunque puede acudir una chica de 18 años que me pide la nariz de Rihanna, o un pecho de tamaño exagerado para sus proporciones corporales”, explica el doctor, pero en cirugía la armonía de las proporciones es fundamental. El Instituto Javier de Benito fue decorado por la interiorista Sandra Tarruella. El mobiliario, creado a medida, se inspiera en el art déco y hace guiños a las vanguardias artísticas. “El espacio afecta a la vida y al trabajo, al estado de ánimo y al sentido de la comodidad en el propio espacio”, explica.

En la decoración, las claves de la armonía son el equilibrio y unas proporciones en todos los sentidos. ” La luz natural, la luz artificial para dar brillo, la elección de materiales cálidos o fríos…” Carol Moreno es pintora y muralista, ha colaborado con los mejores decoradores e interioristas del panorama actual como Jaime Beristain o Gastón y Daniela. Para ella, la belleza es algo como deleita tanto la mente como el alma, pero que no llegamos a explicar con palabras. Carlos explica que alcanza esa belleza en sus obras fijándose en los pequeños detalles. En las nubes, en el paisaje, en las situaciones cotidianas…

“Está en todas partes. Vamos a mil por horay no nos fijamos, pero es lo que nos mueve por dentro”. Su búsqueda puede convertirse en una obsesión. “Se me van las horas y entonces pienso: “tengo que comer” pero vale la pena”.